Jueves 21 de Septiembre de 2017
Una agenda
con toda la música


Jueves 21
Viernes 22


Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

"Turandot" en el Teatro Avenida : La vigencia que se renueva
Juventus Lyrica ofreció la versión para orquesta reducida de la última ópera de Puccini, uno de los títulos más importantes de su producción. Por Javier Villa
 

Felipe Cudina Begovic (Timur), Ivana Ledesma (Liù) y Justo Rodríguez Sánchez (Calaf) en el primer acto de Turandot, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2017 

TURANDOT, ópera de Giacomo Puccini. Versión para orquesta reducida de Enrico Minaglia. Función del viernes 1 de septiembre de 2017 en el Teatro Avenida, organizada por Juventus Lyrica. Dirección musical: Antonio María Russo. Dirección escénica: Ana D’Anna. Escenografía: Ana D’Anna y Constanzza Diéguez. Vestuario: María Jaunarena. Iluminación: Gonzalo Córdova. Elenco: Svletana Volosenko (Turandot), Justo Rodríguez Sánchez (Calaf), Ivana Ledesma (Liù), Felipe Cudina Begovic (Timur), Fernando Grassi (Ping), Jerónimo Vargas Gómez (Pong), Pablo Urban (Pang), Norberto Lara (Altoum), Walter Aón (Mandarín), Jerónimo Vargas Gómez (Príncipe de Persia). Coro de Juventus Lyrica, coro de niños y orquesta.

Una de las características más importantes del lenguaje pucciniano es poseer una marca propia muy personal, podría decirse inconfundible. Con la conjunción de ciertos elementos del verismo, de la orquestación francesa —particularmente de Jules Massenet— y del uso de efectos coloristas —como se advierte en Madama Butterfly y Turandot—, el estilo de Giacomo Puccini condensa por un lado el gran conocimiento de las posibilidades vocales y por otro lado el excelente uso de la orquesta como elemento conductor del discurso musical.

Es imposible pensar en Puccini sin remitir a la afinidad que tenía para la caracterización psicológica de sus personajes, particularmente de sus personajes femeninos. Es Turandot una muestra cabal de ello, y no precisamente por el personaje que le da nombre a la ópera —aunque no es un personaje menor— sino por la esclava Liù, sin lugar a dudas uno de los personajes más entrañables de toda la producción operística del compositor oriundo de Lucca.

Inserta en un lenguaje musical claramente empapado por elementos del exotismo musical, esta historia que se recrea en China muestra a las claras uno de los cénit de la creación operística en relación con el delineamiento de las emociones que transitan los personajes. Desde el heroísmo, la frialdad, la abnegación —representados por Calaf, Turandot y Liù respectivamente—, los personajes transitan por una historia que desde el punto de vista teatral cae en algunos momentos en cierta laxitud argumentativa.

Juventus Lyrica ofreció la versión para orquesta reducida de Enrico Minaglia, perfectamente adaptada para una sala de las dimensiones del Teatro Avenida. Abordar una obra de la magnitud de Turandot siempre resulta un desafío debido a que siempre este tipo de obras exigen a los intérpretes infinidad de exigencias, tanto de tipo interpretativas como musicales.

Ivana Ledesma (Liù), Svletana Volosenko (Turandot) y Justo Rodríguez Sánchez (Calaf) en el tercer acto de Turandot, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2017

La lectura musical realizada por Antonio María Russo transitó luces y sombras. Si bien su dirección musical funcionó mejor en algunos pasajes en donde la sutileza musical se pone de manifiesto —la escena de Ping, Pong y Pang del segundo acto estuvo muy bien resuelta— se evidenció una cierta falta de vigor musical en toda la versión. Esto se tradujo en tempi algo lentos, articulaciones de frase poco nítidas y algunos notorios desfasajes entre los cantantes y la orquesta durante el primer acto. Del mismo modo el Coro de Juventus Lyrica ofreció una interpretación plena de entusiasmo pero sonó —debido a las evidentes dificultades de la partitura— un tanto exigido, particularmente en algunos finales en donde los calderones propuestos por la dirección pusieron en primer plano la exigencia vocal.

El rol principal encarnado por la cantante ucraniana Svletana Volosenko no encontró, en líneas generales, la gélida solidez que caracteriza a la impiadosa princesa china. Su voz posee una dicción sumamente borrosa que le resta contundencia a la interpretación, desdibujando de ese modo los aspectos de fiereza y contradicción que posee el personaje. Desde el punto de vista estrictamente vocal su voz suena por momentos no del todo libre, situación que se advierte particularmente en el registro agudo. Posiblemente el rol de Turandot sea uno de los más difíciles desde el punto de vista actoral ya que la contundencia y el amedrentamiento que imparte su presencia, requiere por lo general de una gestualidad mínima pero certera. La pericia actoral que exige es tan fuerte que pocas veces se logra una interpretación sólida. Volosenko se aproximó en algunos pocos momentos a ese ideal interpretativo.

Tal como se mencionó con anterioridad la riqueza psicológica de Liù pone a este personaje como uno de los más paradigmáticos dentro de la galería de personajes puccinianos, quizá equiparable en cierto modo a Cio-Cio-San de la ópera Madama Butterfly. La soprano Ivana Ledesma ofreció una interpretación algo deslucida porque subrayó demasiado el contenido dramático del personaje, en detrimento de lo tierno y lo frágil, aspectos que también forman parte del temperamento del personaje. Si bien no hay una sola posible lectura dentro de una interpretación vocal-actoral, es preciso señalar que el aspecto que más destacó Ledesma no le permitió balancear los distintos estados de ánimo que recorre Liù a lo largo de la ópera. Dentro del plano estrictamente vocal su emisión sonó notoriamente exagerada, tanto en el registro agudo como el registro grave, con algunas vacilaciones en la afinación y cierta falta de legato en general. De todos modos es preciso destacar la actitud comprometida con la acción dramática que mostró en varios momentos de la ópera.

Justo Rodríguez Sánchez (Calaf), junto a Fernando Grassi (Ping), Jerónimo Vargas Gómez (Pong), Pablo Urban (Pang), en el tercer acto de Turandot, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2017

El tenor paraguayo Justo Rodríguez Sánchez encarnó a un decidido Calaf. Desde lo actoral su interpretación fue convincente gracias a la firmeza que mostró a lo largo de la ópera. Si bien es un personaje que posee un plano emocional carente de tantos matices —aunque tiene un momento de trascendencia escénica en la muerte de Liù— suele ser encarado desde la arrogancia juvenil. Rodríguez Sánchez dotó a su interpretación de cierto aplomo y determinación. Su voz suele desenvolverse con más comodidad en el registro central, es por este motivo que la interpretación del aria “Non piangere Liù” resultó ser lo más logrado desde el plano vocal. Sería interesante que el tenor pueda modificar algunos aspectos de su técnica vocal que hacen que la tesitura central/aguda suene en ocasiones sumamente dificultosa, de ese modo tendría más libertad y facilidad para encarar la zona aguda de su voz.

El noble Timur no encontró en la interpretación de Felipe Cudina Begovic a la nobleza y melancolía que definen a este personaje. Probablemente la falta de entrega que se evidenció en la interpretación esté relacionada con una emisión vocal que carece del necesario “nervio” que tiene que tener para proyectarse por la sala (situación que hubiera sido más notoria en una sala más grande y con la densidad orquestal original). Estas cuestiones no son meramente técnicas ya que un sonido bien impostado no sólo produce belleza y homogeneidad vocal, sino que también jerarquiza la interpretación, porque realza las posibilidades de la voz.

Los personajes de Ping, Pang y Pong representados en esta versión por Fernando Grassi, Jerónimo Vargas Gómez y Pablo Urban respectivamente, resultaron ser una de las interpretaciones más ajustadas de toda la versión. La escena del segundo acto, en consonancia con lo antes mencionado de la dirección de Russo, fue resuelto con adecuado estilo y solvencia concertante, logrando uno de los pasajes musicales más equilibrados. Desde el punto de vista escénico la marcación actoral soslayó un poco las aristas más maliciosas y sombrías de estos personajes, para mostrar cierta comicidad que le quitó un poco de tensión actoral a sus interpretaciones. Este aspecto menor no empañó una muy buena interpretación de este grupo de cantantes.

La concepción escénica de la puesta que ideó Ana D’Anna obtuvo un resultado estético global muy convincente debido a la acertada elección que utilizó tanto de la iluminación, como de la utilización de la gama de colores, en línea generales. Tal vez podría objetarse la selección de algunas vestimentas para los cantantes —por ejemplo la entrada de Turandot que parecía asemejarse más a una caracterización de Butterfly— o la no resolución de algunos pasajes muy importantes por su dramatismo estremecedor, como es el inicio del conflicto donde se evidencia los alcances del resentimiento de Turandot, pero de ninguna manera estas consideraciones afectaron las buenas decisiones que tomó D’Anna para conducir la trama actoral.

Justo Rodríguez Sánchez (Calaf) y Svletana Volosenko (Turandot) en la escena final de Turandot, Teatro Avenida, 2017

Turandot es una de esas obras que requieren dimensiones grandes para poder recrear su atmósfera, la magnitud y la complejidad de su historia. La sala del Teatro Avenida se ajusta mejor a otro tipo de obras. De todos modos esta representación que contó con la versión orquestal reducida, aprovechó las posibilidades del escenario para ofrecer una lectura más compacta pero no por ello carente de sentido dramático. La producción ofrecida por Juventus Lyrica con un buen nivel general, vuelve a confirmar una vez más la afición del público local por la música pucciniana y también demuestra que la estelaridad de Puccini sigue intacta.

Javier Villa
Septiembre 2017

Para agendar
Aún queda una función de Turandot por Juventus Lyrica, mañana sábado 9 de septiembre a las 20.00 en el Teatro Avenida. El elenco será encabezado por Marina Torres (Turandot), Justo Rodríguez Sánchez (Calaf), Ivana Ledesma (Liù) y Nicolás Secco (Timur). Más info: www.juventuslyrica.org.ar

Imágenes gentileza Juventus Lyrica / Fotografías de Liliana Morsia
Seguinos en
www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta obra, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

 
Publicado el 08/09/2017
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados