Lunes 26 de Junio de 2017
Una agenda
con toda la música


Lunes 26



Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“La grotta di Trofonio” en el Teatro 25 de Mayo : Clasicismo bufo
La Ópera de Cámara del Teatro Colón abrió su temporada con el estreno en la Argentina de una bella ópera de Antonio Salieri. Por Ernesto Castagnino
 

Walter Schwarz (Aristone), Trinidad Goyeneche (Ofelia) y Victoria Gaeta (Dori) en el primer
acto de La grotta di Trofonio, Ópera de Cámara del Teatro Colón, Teatro 25 de Mayo, 2017

LA GROTTA DI TROFONIO, ópera cómica en dos actos de Antonio Salieri. Producción de la Ópera de Cámara del Teatro Colón. Estreno en la Argentina. Función del martes 2 de mayo de 2017 en el Teatro 25 de Mayo. Dirección musical: Martín Sotelo. Dirección escénica: Diego Cosin. Escenografía y diseño de proyecciones: Gastón Joubert. Vestuario: Isabel Gual. Iluminación: Rubén Conde. Puesta en animación de proyecciones: Natalio Ríos. Elenco: Walter Schwarz (Aristone), Victoria Gaeta (Dori), Trinidad Goyeneche (Ofelia), Agustín Gómez (Artemidoro), Mariano Fernández Bustinza (Plistene), Luciano Miotto (Trofonio). Orquesta.

La ópera en los siglos XVII y XVIII no era pensada como obra perdurable. Los teatros encargaban a los compositores obras siempre nuevas, aunque se tratara de libretos conocidos, y los músicos estaban obligados a una producción permanente de nuevos títulos que, con suerte, permanecían en cartel treinta o cuarenta funciones para dar lugar a la novedad. Salvo escasísimas excepciones, las partituras de las óperas, luego de su estreno, quedaban arrumbadas en los sótanos de los teatros, de donde musicólogos y estudiosos comenzaron a exhumarlas. Estrenada en Viena en 1785, la ópera bufa La grotta di Trofonio de Antonio Salieri, como la mayoría de sus obras escénicas, volvió a ver la luz nuevamente en el siglo XX tras dos centurias de olvido.

Se trata de una divertida comedia acerca de la caverna de un filósofo y mago llamado Trofonio que cambia de personalidad a quien se interna en ella. Dos hermanas de bien distinto carácter han elegido marido: la seria Ofelia —rol creado para la soprano Nancy Storace, quien un año más tarde sería Susanna en el estreno de Le nozze di Figaro de Wolfgang Amadeus Mozart— ama al formal Artemidoro mientras que la alegre Dori suspira por el divertido Plistene. Sucesivas entradas y salidas de la caverna los harán cambiar de carácter, generando situaciones cómicas entre ambas parejas, hasta que el sabio Trofonio, por pedido del desesperado padre de las jóvenes, vuelve todo al punto inicial, restaurando —para alegría de todos— la armonía. No es necesario internarse demasiado profundo para establecer algunos paralelos con la genial comedia de enredos que se estrenaría en el mismo teatro vienés, cinco años más tarde: Così fan tutte.

Cambios de personalidad y un misterioso mago es una excelente materia prima teatral que Diego Cosin logró plasmar en un planteo ágil y divertido a partir de la estética del comic que cuadra muy bien con la temática fantástica de la ópera. Las proyecciones diseñadas por Gastón Joubert constituyeron uno de los ejes de la puesta escénica, mientras que el otro fue el ingenioso vestuario de Isabel Gual.

Una refinada dirección musical de Martín Sotelo —que ya había demostrado su capacidad de concertación en repertorios más modernos como El pobre marinero de Darius Milhaud y el programa Saariaho/Henze del año pasado— consiguió dar vida a la inspirada partitura de Antonio Salieri, encontrando un excelente balance entre foso y escenario, e inundando la sala del teatro de esa ligereza y claridad melódicas propias del Clasicismo.

Mariano Fernández Bustinza (Plistene) y Victoria Gaeta (Dori) en el primer acto de
La grotta di Trofonio, Ópera de Cámara del Teatro Colón, Teatro 25 de Mayo, 2017

El elenco contó con un cuarteto de jóvenes cantantes que personificaron con gracia a las dos parejas, logrando, con acertadas marcaciones del director de escena, los cómicos cambios de carácter que ocasionan el caos con el que el mago se divierte. Destacable presencia vocal de Victoria Gaeta y Mariano Fernández Bustinza, compenetrados con el estilo. El padre de las muchachas, con su bondadosa simplicidad, tuvo en el bajo Walter Schwarz un intérprete spiritoso. Correcto el Trofonio de Luciano Miotto, personaje del que se hubiera esperado algo más de peso vocal y cavernosos graves, dada su naturaleza misteriosa y mágica.

Un excelente comienzo de temporada de la Ópera de Cámara del Teatro Colón, dirigida actualmente por Marcelo Lombardero, en el que el público tuvo oportunidad de apreciar una de las joyitas desconocidas del Clasicismo, en una versión musicalmente sólida y escénicamente entretenida, firmada por Martín Sotelo y Diego Cosin.

Ernesto Castagnino
ecastagnino@tiempodemusica.com.ar
Mayo 2017

Imágenes gentileza Teatro Colón / Fotografías de Máximo Parpagnoli
Seguinos en
www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta obra, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

 
Publicado el 18/05/2017
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados