Lunes 27 de Mayo de 2024
Una agenda
con toda la música






Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“La bohème” en el Teatro Argentino : Reivindicación de la ternura
La temporada lírica en La Plata comenzó con una atractiva producción de la ópera de Puccini —originalmente programada como cierre de la temporada 2015—, en la que se destacó un brillante trabajo en equipo. Por Ernesto Castagnino
 

Escena final de La bohème, Teatro Argentino de La Plata, 2016

LA BOHÈME, ópera en cuatro actos de Giacomo Puccini. Función del domingo 15 de mayo de 2016 en el Teatro Argentino de La Plata. Dirección musical: Carlos Vieu. Director escénico y adaptador de vestuario: Mario Pontiggia. Adaptación escenográfica: María José Besozzi. Iluminación: Gabriel Lorenti. Elenco: Daniela Tabernig (Mimì), Gustavo López Manzitti (Rodolfo), Yaritza Véliz (Musetta), Ricardo Crampton (Marcelo), Emiliano Bulacios (Colline), Mario De Salvo (Schaunard), Alberto Jáuregui Lorda (Benoît), Víctor Castells (Alcindoro), Miguel Lezcano (Parpignol), Leonardo Palma Aravena (Sargento), Guillermo Saidón (Aduanero), Lucero María Galeano (Un niño). Orquesta y Coro Estables del Teatro Argentino. Director de coro: Hernán Sánchez Arteaga. Coro de Niños del Teatro Argentino, directora: Mónica Dagorret.

Con la historia de un grupo de jóvenes amigos que a pesar del frio parisino y el escaso dinero mantienen el buen humor y comparten las cosas simples de la vida, Giacomo Puccini inauguró un nuevo modo de pensar la ópera. Si ya Giuseppe Verdi había avanzado en un teatro basado en el drama íntimo, Puccini da un paso más y lleva ese drama íntimo a los suburbios, para contar las historias de personas a las que se les congelan las manos por el frio y no tienen para pagar la pensión. Esos pequeños y simples momentos de la vida en los que se te pierde una llave, le hacés una escena de celos a tu novia o bromeás con tus amigos, comentados musicalmente por el compositor que mejor entendió el vínculo entre las notas y las emociones, adquieren una potencia teatral inédita.

El director escénico Mario Pontiggia trazó un arco dramático de gran efectividad, deteniéndose precisamente en esos mínimos detalles, esos pequeños gestos que hacen la diferencia entre una producción rutinaria y una reveladora. Para mencionar apenas un ejemplo, la escena de seducción del acto primero tuvo magistrales marcaciones que permitieron vislumbrar ese flechazo que los protagonistas tienen y que justifica el desarrollo posterior de la trama. Pontiggia comprende perfectamente que el teatro pucciniano se potencia en el detalle por lo que sus marcaciones tuvieron la eficacia de la sutileza y la naturalidad. El grupo de cantantes con el que contaba no esquivó el reto, poniendo verdaderamente el cuerpo a la interpretación, lo que redondeó una versión a la vez emotiva y franca.

La escenografía y vestuario

 
Publicado el 23/05/2016
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados