Martes 11 de Agosto de 2020
Una agenda
con toda la música






Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

El Combattimento Consort Amsterdam en el Teatro Colón : El sonido clásico
El Mozarteum Argentino finalizó su temporada con la presentación de esta destacada agrupación holandesa, dirigida por Jan Willem de Vriend, en la que se destacó su interpretación de obras del Clasicisimo. Por Luciano Marra de la Fuente
 

El Combattimento Consort Amsterdam en el Teatro Colón, Mozarteum Argentino, 2013

COMBATTIMENTO CONSORT AMSTERDAM. Dirección: Jan Willem de Vriend. Solista: Thomas Carroll, violoncello. Concierto del lunes 28 de octubre de 2013 en el Teatro Colón, organizado por el Mozarteum Argentino. Mozart: Divertimento en Re mayor, “Septeto Nannerl”, K. 251. Haydn: Concierto para violoncello y orquesta N° 1 en Do mayor, Hob. VIIb/1. Rameau: Suite de Les Boréades. Haydn: Sinfonía N° 44 en Mi menor, Hob I: 44, “Fúnebre”.

Dieciocho músicos llenaron con su impactante sonoridad el amplio recinto de la sala principal del Teatro Colón al finalizar su presentación como último concierto de la temporada 2013 del Mozarteum Argentino. El Combattimento Consort Amsterdam, con dirección desde el primer atril de Jan Willem de Vriend, ofreció un programa mayormente dedicado al Clasicismo, estilo que supieron traducir de manera dinámica, equilibrada y con fantasía. Estas características, poco habituales por estos escenarios, se emparentan con una mirada historicista de interpretación que comenzó primero con el Barroco y luego fue extendiendo sus fronteras estilísticas, y que va más allá de utilizar réplicas de instrumentos de época. De hecho, el ensamble holandés interpreta instrumentos modernos, salvo los cornos que son naturales. Escuchar una sinfonía clásica con esa cantidad de músicos es estimulante para la recepción de esas obras concebidas para pequeños ámbitos, como lo eran los salones principescos en los cuales fueron estrenadas.

En su tercera visita a la Argentina y en su última gira bajo la dirección de su fundador de Vriend, el Combattimento Consort Amsterdam —que el año próximo adoptará el nombre de Combattimento a secas— ofreció como inicio del concierto el Divertimento en Re mayor (1776) de Wolfgang Amadeus Mozart. Esta obra de circunstancia, pensada para el deleite de la hermana del compositor, permitió ponerse en esa situación de intimidad que primaría durante todo el programa, mostrando las capacidades técnicas y expresivas de los instrumentistas: la segura intervención del oboe frente al tutti orquestal en el “Allegro molto” inicial, el diáfano cuarteto de cuerdas del trío del “Minuetto”, la ligereza en cuanto tempo del “Andantino”, nuevamente el ensamblaje preciso de solistas en las variaciones del segundo “Minuetto”, y el tempo precipitado, con marcados contrastes dinámicos, del “Rondó”, que anticiparon los aplausos del público antes de la breve “Marcha a la francesa”.

La segunda parte del programa también constó de una obra en varias secciones, aunque propia del Barroco tardío: la Suite de Las Boréades, la última ópera compuesta por Jean-Philippe Rameau hacia 1763. Luego de los primeros acordes de la “Obertura” hubo algunos problemas de afinación entre los dos cornos, que persistieron durante el resto de los números orquestales de la ópera elegidos por el Combattimento, destacándose el fino tremolando de los violines en la “Suite de los vientos” y la segura presencia de la flauta, o el impulso de danza que poseyeron la “Contradanza en rondó” (con tambor incluido) o la “Gavota”.

Thomas Carroll en el Teatro Colón, Mozarteum Argentino, 2013

Las dos obras en las que la agrupación holandesa se lució fueron las de Franz Joseph Haydn que cerraron las dos partes del programa. Primero, en el Concierto N° 1 para violoncello y orquesta (c. 1761/5), interactúo de manera concentrada e impulsiva con el destacado cellista galés Thomas Carroll, generando un verdadero diálogo en los movimientos externos y un acompañamiento sutil en el “Adagio” central. Allí fue donde la línea melódica cantábile característica de Haydn encontró la máxima expresividad de Carroll. El vertiginoso tempo tomado para el “Allegro” final permitió lucir el perfecto ensamblaje entre orquesta y solista, quien mostró una habilidad técnica admirable, más allá de algún destemple en la afinación al acercarse a ciertas zonas agudas del registro y en ciertas notas repetidas.

Finalmente, el Combattimento Consort Amsterdam logró un ensamble perfecto para interpretar a la Sinfonía N° 44 “Fúnebre” (1772), perteneciente al grupo de sinfonías de Haydn que se las conoce con el nombre de Sturm und Drang. La construcción clásica de los movimientos de inicio y de conclusión con su impronta dramática, más un minueto con características contrapuntísticas y un sobrio adagio que completan la partitura, fueron transitados por cada uno de los integrantes de la agrupación orquestal con una concentración y compromiso absolutos. Es interesante cómo encararon el célebre “Adagio” con violines asordinados, en un tempo más galante que fúnebre, al igual que la ligereza obtenida en el “Allegro” inicial y los contrastes dinámicos, muy bien logrados, en el “Presto” final. 

El Combattimento Consort Ámsterdam, junto a Thomas Carroll, 
Teatro Colón, Mozarteum Argentino, 2013

Ante el aplauso cerrado del público, el conjunto holandés ofreció como bis una danza de Christoph Willibald Gluck (si no me equivoco de la ópera Orfeo ed Euridice), reeditando la belleza interpretativa lograda en Haydn, con líneas diáfanas en las cuerdas e impronta dramática. De esta manera concluyó la presentación del Combattimento Consort Amsterdam, ofreciendo una refrescante mirada al Clasicismo que fue un cierre perfecto para la brillante temporada 2013 del Mozarteum Argentino.

Luciano Marra de la Fuente
editor@tiempodemusica.com.ar
Noviembre 2013

Imágenes gentileza Mozarteum Argentino / Fotografías de Liliana Morsia
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en este concierto, ¿cuál es tu opinión? ¿Coincidís con este artículo? ¿Qué te pareció? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 12/11/2013
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados