Jueves 25 de Abril de 2019
Una agenda
con toda la música






Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

Gastón Solnicki : La última mirada a Kagel en Buenos Aires
Por Luciano Marra de la Fuente
 

2. A la búsqueda de una película

“La película tiene 130 horas de material”, detalla Solnicki, “y todo está constituido por lo que no es. Es como la fertilización in vitro(risas) Se fecunda cualquier cantidad de horas  y nace una sola película. Se podrían haber hecho muchas películas y bien distintas, todas hablando de temas bien diferentes”.

Solnicki nos cuenta por qué centro su película en ese momento especial de preparación de las obras con Kagel, los ensayos de los músicos: “Yo tenía un maestro que solía decir que lo más importante de un evento no es el evento en sí, sino siempre es el antes o el después. Y hay algo que en lo que viene antes o en lo que quedó después donde se da una operación más poética en esto de evocar algún suceso. Yo no elegí nada en término de estructura a la hora de filmar la película. Tomé un montón de decisiones, bastantes caprichosas y te diría con mucho ahínco: no hacer entrevistas, por ejemplo, que es el apoyo más narrativo. Yo filmé mucho sin una idea muy clara… pero no todo es muy inocente. Uno está eligiendo todo el tiempo de lo que está ahí y sin una idea clara de lo que uno va a hacer, te permite ir descubriendo eso, quizá no en el momento ese en que lo hacés”.

Gastón Solnicki con su equipo en un ensayo de Mauricio Kagel y los músicos del Ensamble Süden, Auditorio Goethe, julio 2006. Fotografía de Máximo Parpagnoli/Departamento Fotofilmación Teatro Colón.

“La semana de preproducción –en la que se armó el equipo–”, continúa relatando Solnicki, “fue sucedida por las tres semanas de rodaje –cuando Kagel estuvo acá–, y después estuve un año y medio más tratando de armar la película, buscando a una persona con la que pudiera juntarme a armarla –no fue del todo fácil– y finalmente la encontré: Andrea Kleinman, [la montajista] que es muy talentosa. El montaje fue la parte más trascendental del trabajo de la película. Antes de eso había mucho material que podía quedar en cualquier lado, pero sin embargo con todo eso se armó esta película. No fue un proceso lineal, no se sabía bien a dónde se iba, no es que la película mejoraba y funcionaba, más bien pasó de tener mucho material a, muy sobre el final, empezar a tener algo que ya tenía una forma y que funcionaba. Lo más importante era la relación de Kagel con los músicos. Eso sucedía sobre todo en el marco de los ensayos y los ensayos van hacia un concierto. Es decir que en realidad no había otras muchas posibilidades de estructura, era muy difícil no verlo aunque visto retrospectivamente era muy difícil pensarlo. Y armar una película que reniegue de ese material tan importante era un poco estropearla, entonces la película se apoya mucho en eso, a la vez que intenta establecer cierta intertextualidad con el lenguaje de Kagel”.

Solnicki deja bien en claro la finalidad de su obra: “No quería hacer una película sólo para músicos y eruditos, sino que le pueda hablar también a gente que no esté familiarizada con ese lenguaje. En ese sentido, Kagel y yo estamos bastante alineados. Él mismo decía que era algo que teníamos en común, que los dos estábamos atentos a nuestras audiencias. De hecho, la música de Kagel no es un lenguaje árido. Creo que eso funciona de una manera interesante en la película: la gente se descubre a sí misma escuchando algo que no conocía o que prejuzgaba y agrupaba con la música contemporánea, que a veces sí, es muy árida. Pero no es el caso de la música de Kagel y no es el caso de Süden, que es una película que puede cautivar audiencias que no gustan de este tipo de música. Eso es quizá lo más interesante y tiene que ver, para mí, con el magnetismo de Kagel y su música, y el registro de lo suyo”.

3. Kagel y la cámara / El después…


<  1 | 2 | 3 >

Anterior                                                                                          Próximo

 
Publicado el 07/01/2009
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados