Viernes 19 de Julio de 2019
Una agenda
con toda la música






Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

“Acis and Galathea” y “La serva padrona” en el Teatro Avenida: Un duelo sin perdedores
Con buen planteo escénico y destacables aportes vocales, Juventus Lyrica presentó este doble programa dedicado al barroco. Por Ernesto Castagnino
 

Un duelo sin perdedores
Teatro Avenida, Av. de Mayo 1222 / Juventud Lyrica
Sábado 28 de junio de 2008, 20.30

En el centro, Soledad de la Rosa (Galatea) y, en el fondo a la izquierda, Leonardo Pohl (Acis), Acis and Galathea, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2008

ACIS AND GALATHEA de Georg Friedrich Haendel / LA SERVA PADRONA de Giovanni Battista Pergolesi. Dirección musical: Andrés Gerszenzon. Dirección escénica: Oscar Barney Finn. Reparto: Leonardo Pohl (Acis), Soledad de la Rosa (Galatea), Sergio Carlevaris (Polifemo), Lucas Werenkraut (Damon) / Sonia Stelman (Serpina), Alejandro Meerapfel (Uberto), Daniel Miglioranza (Vespone). Escenografía: Raúl Bongiorno. Vestuario: Mini Zuccheri. Iluminación: Eli Sirlin. Coro y Orquesta de la Universidad de Buenos Aires.

Hay tres versiones de Acis and Galathea firmadas por Georg Friedrich Haendel: la primera, catalogada HWV 72, compuesta en 1707 con libreto italiano, quedó eclipsada por la versión inglesa de 1718 (HWV 49a), una masque (1) con libreto de John Gay, Alexander Pope y John Hugues, y estrenada en la corte del Duque de Chandos donde Haendel se ganaba la vida como director musical. En 1732, Haendel decide revisar la obra para su estreno en Londres, el producto fue una nueva Acis and Galathea (HWV 49b) en la cual fundió las partituras de 1707 y 1718. En 1788 Mozart realiza por encargo una orquestación de la partitura de 1718 enriqueciendo sobre todo la sección de vientos. Esta última versión es la que ofreció Juventus Lyrica, emparejándola con el intermezzo de Giovanni Battista Pergolesi, La serva padrona, estrenado en 1733.

Acis and Galathea es una fábula pastoral cuyo argumento fue extraído por los libretistas de Las metamorfosis de Ovidio, en la que se narra la historia del pastor Acis, enamorado de la nereida Galatea y asesinado por el cíclope Polifemo, quien también estaba enamorado de ella. Galatea transforma la sangre de su amado en el río Acis (hoy el Fiume di Jaci en Sicilia).

La serva padrona es uno de los más populares títulos de la ópera bufa napolitana, género que se desarrolló a lo largo de todo el siglo XVIII con argumentos más prosaicos que espirituales: el ascenso social, la búsqueda de un buen partido, la fidelidad conyugal, etc. En ella encontramos siempre los mismos estereotipos: el joven enamorado, el viejo verde, la muchacha ingenua pero maliciosa y el aliado que ayuda a los jóvenes a burlar al anciano para demostrarle que el amor de una bella joven está fuera de su alcance. En esta pieza con libretto de Antonio G. Federico, Serpina quiere transformarse de criada en dama casándose con Uberto, su patrón. Lo consigue a fuerza de hacerle creer que va a casarse con otro y poner celoso al ingenuo Uberto. El intermezzo es una obra breve que se representaba durante los intervalos de una ópera seria: sumando la hora que dura el intermezzo a las tres horas que alcanza sin dificultad una ópera seria de la época, el espectador pasaba al menos 4 horas en el teatro. Una muestra de los “excesos” del barroco y de la vida cotidiana en la Europa del siglo XVIII.

 Daniel Miglioranza (Vespone), Alejandro Meerapfel (Uberto) y Sonia Stelman (Serpina), La serva padrona, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2008

La decisión de reunir ambas obras queda justificada en el prólogo en el que el director de escena, Oscar Barney Finn, presenta un diálogo entre dos directores de compañía, uno italiano y el otro inglés, quienes se disputan la supremacía musical de sus respectivos países (2), estableciendo una especie de “duelo” musical con la representación de ambas obras en lo que parece ser un salón cortesano del siglo XVIII. Los cantantes y los directores contrincantes recorren el escenario durante la representación del rival sumándose al público ubicado a ambos lados del escenario, los invitados de una velada lírica palaciega que formarán parte del coro en Acis and Galathea. La escenografía de Raúl Bongiorno es única para ambas obras, el salón donde las obras son representadas. Sólo al final de la segunda obra aparece un recurso visual diferente en el momento en que la nereida transforma al amado en río. El vestuario diseñado por Mini Zuccheri resultó adecuado y bien realizado, aunque resultó algo desconcertante la decisión de vestir con remera al elenco masculino de la segunda obra.

El equipo vocal de La serva padrona, fue encabezado por la soprano Sonia Stelman, verdadera soubrette o soprano ligera, el tipo de voz que el rol de Serpina requiere. Con voz ágil, fresca y de tessitura aguda, su interpretación de la criada fue divertida, sensual y bien resuelta, aunque hubiera sido necesario mayor cuerpo y carnosidad en las notas del extremo agudo. El patrón estuvo a cargo del barítono Alejandro Meerapfel, quien compuso un Uberto sólido en lo vocal y actoral. Finalemente, el actor Daniel Miglioranza (quien en el prólogo tuvo el rol del director de la compañía italiana) asumió con ímpetu el personaje mudo de Vespone. Las marcaciones del director de escena que intentaban dinamizar el estatismo del aria barroca generaban un exceso de mímica y frenético desplazamiento que por momentos iba en contra de una línea de canto más pura y pareja.

En Acis and Galathea, la soprano cordobesa Soledad de la Rosa asumió el rol titular con la solvencia y precisión técnica que la caracterizan. Poseedora de una voz tersa y aterciopelada, de afinación exacta y delicada linea vocal, de la Rosa constituyó el punto más alto de la velada en su composición de la enamorada y doliente Galatea. Interpretó su aria di lamento “Heart, the seat of soft delight”con expresividad y técnica impecable. El rol de Acis estuvo a cargo del tenor Leonardo Pohl, de voz lírico ligera y afinación por momentos insegura. El malvado Polifemo fue Sergio Carlevaris, barítono de excelentes medios vocales y ajustado al estilo; su aria “O ruddier than the cherry” fue brillantemente interpretada. Lucas Werenkraut en el rol de Damon, cantó su aria “Shepherd what are you pursuing?” con voz juvenil aunque despareja técnicamente.

Escena final de Acis and Galathea, Juventus Lyrica, Teatro Avenida, 2008

Afortunadamente en esta obra, la dirección escénica de Barney Finn acompañó al clima pastoril y dramático de la música, con movimientos y desplazamientos más serenos y aplomados. El Coro de la Universidad de Buenos Aires tuvo un buen desempeño en los espléndidos coros, intentando hacer justicia a la riqueza contrapuntística de Haendel.

La dirección musical a cargo de Andrés Gerszenzon, fue más lograda en la primera obra, con una elección de tempo acorde. La obra de Haendel resultó perjudicada por un tempo más lento, transformando una partitura que debería sonar bucólica, mórbida y reposada en algo plomizo. La Orquesta de la Universidad de Buenos Aires no resultó suficientemente ligera, transparente y disciplinada para hacer justicia a esta música barroca, mostrando algunos problemas de afinación.

Celebramos la decisión de Juventus Lyrica de presentar estas obras poco frecuentadas en las que la entrega del equipo y el nivel vocal de algunos solistas llevaron a buen fin el cometido.

Ernesto Castagnino
ecastagnino@tiempodemusica.com.ar
Julio 2008

Notas
(1) Género inglés que refiere a un espectáculo breve y cortesano, en el cual se combinan actuación, canto -solista y coral- y danza. Fue llevado a su máximo esplendor por Henry Purcell.
(2) En realidad, la disputa musical del siglo XVIII, la llamada “Querella de los bufones” se estableció entre los italianos y los franceses, los primeros defensores de la opera bufa y los segundos de la ópera seria.

Imágenes gentileza Juventus Lyrica / Fotografías de Liliana Morsia

_______

Espacio de opinión y debate... ¡Participá!
¿Qué te pareció este comentario? ¿Estuviste en esta ópera y no coincidís? Dejanos tu punto de vista en
opinion@tiempodemusica.com.ar aclarando en el Asunto de tu email el nombre del artículo. Hagamos de Tiempo de Música un espacio para debatir.

 
Publicado el 06/07/2008
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados