Jueves 24 de Mayo de 2018
Una agenda
con toda la música


Jueves 24
Viernes 25
Sábado 26

Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

Victoria de los Ángeles : Una voz ligada al afecto
Por Javier Villa
 

3. Victoria en la ópera y en el recital

Victoria de los Ángeles como la Condesa de Le nozze di Figaro

El repertorio lírico ofrece a un cantante distintas posibilidades para poder desenvolverse expresivamente. Esas posibilidades están determinadas por las cualidades de la voz y también por los aspectos musicales. Desde el inicio de su actividad profesional, Victoria de los Ángeles encaró a la ópera y al recital con la misma dedicación.

Al analizar el repertorio operístico de Victoria se advierte una enorme inteligencia musical. A menudo algunos cantantes de jerarquía interpretan papeles que no se ajustan adecuadamente a su tipo de voz. En el caso particular de la soprano catalana, su sagacidad le permitía interpretar roles muy diversos, desde el punto de vista vocal, expresivo y estilístico. Escuchar a Victoria de los Ángeles en ópera es siempre una experiencia de altísimo nivel musical. Además de lo antes mencionado, Victoria logró conquistar uno de los máximos anhelos para cualquier cantante y es el hecho de apropiarse de algunos personajes, a los que convirtió en referencias absolutas. Es imposible no pensar en su caracterización de Mimì —personaje  al que sentía muy cercano—, en su apasionada y trágica Butterfly, en su encantadora y atractiva Manon de Massenet, y en su delicada Marguerite de Faust. De igual forma otros personajes, menos conocidos desde el punto de vista discográfico, también han sido jerarquizados por la voz de Victoria de los Ángeles como por ejemplo la Condesa de Le nozze di Figaro, papel con el que debutó en el Teatro del Liceo a los 21 años, o Micaela de la ópera Carmen, que interpretó en el Metropolitan de Nueva York.

El recital es probablemente una de las instancias musicales más comprometidas para un cantante, ya que allí se conjugan la sutileza, la poesía y el dominio de la atención del público, entre otras cuestiones. La gran Teresa Berganza comentó en varias oportunidades que había aprendido a armar los programas del recital gracias al ejemplo de Victoria de los Ángeles. En líneas generales, el criterio de selección de Victoria respondía a ofrecer al auditorio un panorama estilístico variado: un primer grupo de obras barrocas, lied alemán, melodías francesas y, por supuesto, la canción española. En cualquier repertorio Victoria exhibía un atributo indispensable para cualquier cantante: una dicción clara e inteligible. La articulación nítida del texto realza las posibilidades expresivas y tiende un puente de comunicación directo con el público. Es conocida la desenvoltura con que abordaba el francés, pero es interesante conocer una crítica que hiciera la prensa alemana con motivo de un concierto que diera la soprano en la ciudad de Bonn en 1960: “Las cantantes y los cantantes alemanes podrían aprender de Victoria de los Ángeles a vocalizar nuestro idioma”.

Victoria de los Ángeles interpreta An die Musik de Schubert, junto al pianista Gerald Moore, 1957

En relación con la música española, la soprano catalana se convirtió en una difusora de la riqueza de la música de su país, interpretando el repertorio antiguo, canciones sefaradíes y a compositores como Granados, Montsalvage, Rodrigo, NinFalla y Toldrá, entre otros. Algo interesante que hacía la soprano era incluir canciones del lugar que visitaba, interpretando con su estilo y su musicalidad las melodías nativas del país donde actuaba. Esto revela el profundo interés musical de Victoria por ampliar y difundir la obra de compositores menos conocidos, pero también muestra su concepción sobre el otro, al incluirlo desde un lugar muy especial.

Otros géneros musicales como el repertorio sinfónico y el oratorio, también formaban parte del dominio musical de Victoria de los Ángeles. Probablemente quien mejor sintetizó a la identidad artística de la soprano fue Marilyn Horne, que la definió como “la verdadera cantante”.

4. El legado

Hasta aquí se han expuesto una serie de condiciones musicales y vocales que revelan la calidad artística de Victoria de los Ángeles, pero una de las características más relevantes es la convicción profunda que tenía acerca del hecho musical, como algo alejado del narcisismo superfluo. En el libro Victoria de los Ángeles, memorias de viva voz de Jaume Comellas (2005), la cantante ofrece un pensamiento sumamente esclarecedor: “Es emocionante cuando la gente canta con autenticidad, con respeto. A mí me emociona muchísimo. Mucho más que cuando empiezan a hacer gorgoritos y alargandos y agudos; eso no me emociona nada. Me destruye la concentración, la visión de lo que estoy oyendo. En cambio, cuando veo a un artista respetuoso, que canta con inteligencia, con una voz bonita, que sabe lo que está haciendo, lo que está diciendo, entonces es una maravilla”. Esta conceptualización, que hablaba más de su propia forma de interpretar, brinda también otra de sus principales improntas, el respeto por la partitura.

A lo largo de los años numerosas personalidades del mundo de la música han manifestado su admiración por Victoria, desde Teresa Berganza, Plácido Domingo, Juan Diego Florez, Birgit Nilsson, Joan Sutherland, María Bayo, Renée Fleming, Isaac Stern, Gonzalo Soriano, Alicia de Larrocha, Andrés Segovia, Susana Rinaldi, Paco de Lucía y Daniel Viglietti, por nombrar algunos. Todos ellos han sabido destacar las cualidades de la voz, la musicalidad y la calidez de la soprano.

Hay artistas que de alguna manera se convierten en imprescindibles, dada la potencia de su legado y la huella que producen con su impronta personal. En el caso de Victoria de los Ángeles, su voz inconfundible y la jerarquía musical la convirtieron en una de las máximas referencias de la música del siglo XX. No hay que olvidar que Victoria siempre tendió un lazo afectivo con su público. Mientras se escuchen sus grabaciones y se la recuerde, ese lazo va a permanecer intacto.

Javier Villa
Enero 2018

Victoria de los Ángeles en su llegada al Aeropuerto de Ezeiza en 1972

Anterior                                                                                                                                            < 1 | 2

Seguinos en www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
¿Qué te pareció este artículo? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de Tiempo de Música un espacio para debatir.

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

 
Publicado el 15/01/2018
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados