Martes 28 de Marzo de 2017
Una agenda
con toda la música



Miércoles 29


Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

Bruno Gelber : El escenario como lugar de afirmación
Por Javier Villa
 

3. Su vocación por la enseñanza

La enseñanza es, desde hace mucho tiempo, otra de las grandes pasiones de Bruno Gelber. Tal vez una de las características más importantes, relacionadas con las competencias pedagógicas que debe poseer un maestro, es la de saber transmitir los conocimientos para formar a sus respectivos alumnos. Habiendo crecido no sólo en un ámbito musical, sino también en un ámbito donde lo pedagógico tenía una impronta muy marcada, hoy en día Bruno Gelber encuentra en la enseñanza un medio para poder legar su vasta experiencia y sabiduría en el piano.

¿Por qué la enseñanza? ¿Qué lo motiva a enseñar?
Tengo la impresión de que vine a esta vida para brindarme. Creo que cada uno de nosotros tiene una misión en la vida. La mía es brindarme y sé despertar a los demás.

Saber por dónde va el otro y qué necesita para poder hacerlo crecer…
Despertar a la gente zonas ocultas, el punto G musical, es decir que hay gente ha pasado al lado y no sabía que lo tenía. Hay que ser honesto, yo suelo decirle a la gente que me rodea —más joven en su mayoría— que no tienen que tener vergüenza sobre lo que les gusta. No tienen por qué ver a Renoir o Gauguin, si no les gusta. En el fondo tenemos que aceptar que hace veinticinco años el mundo cambió: la instalación de la informática es algo tremendo porque apunta hacia zonas más débiles y más comunes de uno.

¿Cuáles son las dificultades con las que se encuentra con más frecuencia a la hora de enseñar a sus alumnos?
Que no tienen idea de lo que es focalizar la atención, de la vocación en algo y abstraerse de lo demás. Hoy en día los chicos quieren las cosas no ahora ni hoy, sino ayer. Hay cosas que toman su tiempo, hay cosas que son absolutamente difíciles. Tocar el piano te exige una barbaridad, yo toco hoy muy bien el Cuarto [Concierto] de Beethoven… y no lo estudio durante veinte días y ya no sé más el Cuarto de Beethoven en veinte días. Te queda en la mente, te queda la expresión pero no te queda en los dedos. La parte física es muy tremenda. La parte emocional se va desarrollando, profundizando, pero todo eso se expresa a través de los dedos. Así que los dedos tienen que estar.

Presente durante la entrevista, la pianista Beatriz Pedrini —que fuera alumna de Ana Gelber y también de Bruno, y con el que hoy lo une una gran amistad— elabora una interesante pregunta que da cuenta de las dificultades habituales con las que se encuentra la enseñanza del piano hoy.

Con toda la oferta que hay hoy… ¿el interés está más diversificado que hace muchos años atrás, por ejemplo, cuando yo te conocí?
Yo no hubiera sido quien soy si hubiera tenido doscientos canales a color, la Play Station, el celular, el whatsapp, y todas las cosas que hay. Es maravilloso lo que se ha descubierto, pero es tan maravilloso como peligroso. Talentos hay, lo que pasa es que la tentación es muy grande. El ser humano es el mismo. La cantidad de condiciones que se necesitan para ser un solista internacional… hasta no tenerle miedo a un avión.

4. Visión artística

El resultado de una interpretación musical es producto de diversos factores: el mecanismo técnico, la musicalidad, el fraseo y su relación con el estilo, entre otras cosas. Pero quizá el criterio estético sea uno de los aspectos más preponderantes a la hora de plasmar una interpretación, desde una mirada más integral. El sonido cuidado y elegante que caracteriza a Bruno Gelber, junto al virtuosismo y la calidad de su fraseo, son en mayor medida algunas de las sobresalientes características que lo definen como intérprete, fundadas sin lugar a dudas en una gran técnica que lo ha llevado a abordar las obras más exigentes del repertorio pianístico. Pero es menester decirlo, esas cualidades no dejan por fuera a quizá el aspecto más trascendente de su modo de ser artista: la sensibilidad.

En un reportaje de la década del ’70 la soprano Victoria de los Ángeles recomendaba a los aspirantes a ser artistas que lo más importante a tener en cuenta es poseer una formación espiritual, una gran cultura, porque el artista es un mensajero del espíritu…
Lo que importa es lo que le llega. Para el aprendizaje está el profesor que le va a enseñar cómo hacer las cosas. No tiene sentido eso de decir “¿qué estaba haciendo Mozart cuando compuso esto?”, ¡No tiene ninguna importancia! No tiene relación absoluta con el estado de emoción. Hay cosas que te emocionan y hay cosas que te deberían emocionar y no te tocan. La emoción es un milagro como el amor, la emoción es algo palpitante de un momento inesperado.

¿Qué es para usted la musicalidad? Porque se lo menciona mucho pero a veces no se sabe bien a qué se refiere…
La musicalidad es entender el idioma musical. Las notas son sílabas de frases maravillosas, que significan para algunos algo y para otros nada. La musicalidad es ser permeable a ese idioma, es decir, la musicalidad es tener abierto tu sentido profundo de la sensibilidad, abierto a la emoción. Ese centro vital tiene que estar alerta. Lo que pasa es que la gente tiene miedo a mostrar la sensibilidad y se crea un cerco. El artista es una persona permeable a la emoción, que es capaz de temblar oyendo un aria de la Callas, de morise con ella en el final de La traviata.

Después de su vasta experiencia profesional, ¿cuál es la relación que se establece con el público al momento de tocar? ¿Hay un “termómetro” que palpa cuál es la reacción?
A mí lo que me importa es tocar bien, es estar comunicado, emocionado, es pasar. Lo que le llega o no les llega es cuestión de ellos, no estoy pendiente. Si yo llego a emocionar a una persona, mi misión está cumplida. Lógicamente tocamos para el público, pero no es un objetivo único, porque el público se equivoca muchas veces y otras veces no. El público también tiene sus berrinches con gente que le es agradable y gente que no.

A usted se lo ve como una persona muy instalada en lo que le gusta hacer, más allá del virtuosismo, del dominio…
Un artista hace el amor con su piano, se brinda. Es como dijo Leonardo, sos un espejo que refleja al genio y lo pasa el público. Lo que pasa es que ese espejo tiene que estar bien lustradito todos los días.
 
El sentido de la pregunta final de la entrevista, tuvo como objetivo darle al entrevistado un espacio de reflexión y síntesis sobre el lugar que ocupa lo musical en su vida.

¿Qué significa la música en su vida?
La razón de mi vida como a Evita. Significa todo. Le di todo, se lo sido dando y se lo daré hasta que pueda. Incluso con todas las cosas que he pasado. Vivir cincuenta y pico de años dando la vuelta al mundo, no sé cuántas decenas de vueltas habré dado, no es fácil. Pero no lo cambiaría por nada. Mi naturaleza es esencialmente artística y estética, van juntas.

Bruno Gelber, junto a la Orquesta Nacional de Lille, marzo 2015 / Foto de Ugo Ponte

La reflexión final de Bruno Gelber manifiesta una rotunda pasión por la música, como expresión estética a través del piano. No es una pasión entendida como sacrificio, como relegamiento; por el contrario, es una entrega que se da por la consecuencia directa de haber sido fiel a su deseo más profundo que con tanta notoriedad se reveló desde tan pequeño.

El vínculo que establece con la enseñanza es de alguna manera una forma de prolongación de su lazo afectivo con su mamá, que supo ser su maestra, su consejera, y que junto con su padre han sido quienes respetaron y ayudaron a su pequeño niño a poder desarrollar su anhelo. En definitiva el Bruno Gelber artista de hoy, es el mejor reflejo de aquel niño que encontraba en el escenario un lugar de afirmación.

Entrevista de Javier Villa
Enero 2017

El autor de la presente entrevista agradece muy especialmente a la pianista Beatriz Pedrini por su inestimable colaboración.

Anterior                                                                                                                                             < 1 | 2 | 3

Seguinos en www.twitter.com/TdMargentina y www.facebook.com/tiempodemusica.argentina
__________
 
Espacio de Opinión y Debate
¿Qué te pareció esta entrevista? ¿Coincidís con lo que se dice? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para compartir.

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

 
Publicado el 07/01/2017
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados