Lunes 26 de Junio de 2017
Una agenda
con toda la música


Lunes 26



Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

África De Retes : La gallardía en el canto
Por Javier Villa
 

2. Carrera artística en el Teatro Colón

África De Retes como Hanna de La viuda alegre

Su relación con el primer coliseo de nuestro país comienza en 1961 cuando contaba con tan solo veinticinco años de edad, cantando el rol de Margarita en la ópera Juana de Arco en la hoguera  de Honegger. Previamente a ese debut, había participado de conciertos junto con el pianista y compositor Roberto Caamaño —que por aquel entonces era el Director Artístico del Teatro— en donde interpretaron su repertorio de canciones de cámara.

A partir de allí es contratada con frecuencia para participar en numerosas óperas en donde desarrolló su etapa formativa en el profesionalismo al lado de grandes figuras del canto lírico como Regine Crespin, Cornell MacNeil, Renata Scotto, Montserrat Caballé, Birgit Nilsson, Victoria de los Ángeles, Alfredo Kraus, Christa Ludwig, Carlo Bergonzi, Sesto Bruscantini, Fiorenza Cossotto y Nicolai Gedda, entre otros.

Con el correr del tiempo, el advenimiento de la maduración y el crecimiento artístico, comenzó a encarar papeles de mayor envergadura y protagonismo, que la convirtieron en una de las presencias escénicas más interesantes de los artistas líricos de su generación.

Dentro de la amplia variedad de roles que interpretó en el Colón se destacaron su sensual Giulietta en Los cuentos de Hoffman en 1972, la Condesa de Almaviva de Le nozze di Figaro —uno de los roles por los que sentía un particular afecto— que interpretó en diferentes temporadas, o su graciosa y pícara Norina del Don Pasquale de Donizetti, sólo por mencionar algunos. Es interesante destacar que del compositor oriundo de Bérgamo también encaró una serie de roles protagónicos en diferentes óperas como fueron Rita en 1974 y los estrenos en Buenos Aires de Le convenienze ed inconvenieze teatrali en 1978 y L'ajo nell'imbarazzo en 1980. Del mismo modo se ha destacado su exuberante y voluptuosa Musetta en La bohème de Puccini, que interpretó en las temporadas de 1985 y 1987 respectivamente. Su labor con la Ópera de Cámara del Colón fue sumamente intensa y la llevó a formar parte de los festivales de Viena, Brasil, Caracas.

África De Retes como la Condesa de Le nozze di Figaro, junto a Juan Emilio Martini

Pero su asidua participación no sólo se circunscribió al escenario del Teatro Colón ya que formó parte de otros ámbitos de difusión de la música lírica, como el Teatro Avenida, el Cervantes, el Alvear. El Teatro Argentino de La Plata la tuvo como protagonista en diversos roles, destacándose su Rosina —otro de sus roles más queridos— del Il barbiere di Siviglia con la dirección escénica de la gran artista rioplatense China Zorrilla.

3. La voz

A menudo los artistas líricos reciben un halo de fascinación sobre sus voces que pocas veces da cuenta de las características reales de las mismas. Cuando se analiza a un cantante difícilmente pueda separarse las cualidades del sonido y la técnica vocal, de la musicalidad, porque es ésta quien termina de redondear la identidad de una voz.

África De Retes poseía una voz dotada de un timbre muy claro y brillante. Su emisión causaba una sensación de gran naturalidad. La voz poseía homogeneidad y un sonoro, seguro y firme registro agudo; del mismo modo podía cantar sobreagudos con suma facilidad. Otra característica distintiva de su voz era la flexibilidad, probablemente —como ella misma definía— un legado del cante jondo. Esto le permitía resolver los pasajes de coloratura sin ningún tipo de dificultad, razón por la cual se encontró con comodidad en los roles de soprano lírico-ligera.

La línea de canto es tal vez uno de los aspectos más relevantes de un cantante. África De Retes cuidaba y atendía con sutileza el abordaje de la línea de canto, siempre conservando una atmósfera muy espontánea. Esta tal vez sea una de las razones por las cuales se desenvolvía con solvencia en los diferentes géneros musicales que abordó.

La opereta fue uno de los géneros en los cuales tuvo destacadas actuaciones. Si bien sigue siendo considerado como un género menor, es uno de los que más exige a los cantantes ya que conjuga el manejo vocal, el desenvolvimiento actoral, el uso de la voz hablada y el baile. De Retes interpretó numerosos roles en la opereta tanto en el Colón, como en el Alvear y el San Martín. De la galería de personajes protagónicos que encaró se destacaron Hanna en La viuda alegre, Rosalinda y Adela en El murciélago y Aninna en Una noche en Venecia, entre otros. Tal vez en este género sus dotes actorales pudieron manifestarse con total plenitud, poniendo de manifiesto la mirada integral que tenía sobre el quehacer artístico.

África De Retes como Rosalinda de El murciélago

La música de cámara fue uno de los ámbitos de expresión más queridos por África De Retes. El contacto más íntimo que entablaba con el público servía como escenario para desenvolverse en un amplio abanico estilístico que abarcaba la canción francesa, el lied alemán, autores italianos, la canción argentina y, por supuesto, el repertorio español. La forma en que encaraba la canción española denotaba un profundo conocimiento del estilo, de los ritmos y del carácter, con una certera dosis de gracia y salero. Algunas de sus interpretaciones más sobresalientes han sido el Canto a Sevilla de Joaquín Turina, las Siete canciones populares españolas de Manuel de Falla —de la que existe una grabación acompañada en el piano por Antonio De Raco— y el entrañable ciclo Cuatro madrigales amatorios de Joaquín Rodrigo, del que fuera notable intérprete sobre todo de su último número, “De los álamos vengo madre”.

Anterior                                                          < 1 | 2 | 3 >                                                                    Continúa

Compartí esta nota en Facebook o en Twitter

 
Publicado el 16/09/2016
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados