Jueves 25 de Abril de 2019
Una agenda
con toda la música






Conferencias, cursos,
seminarios y talleres

Convocatorias y concursos
para hacer música

Buscador


FacebookTwitterBlogspot
 

Beatriz Pedrini : La música, vocación y vida
Por Javier Villa
 

4. Vocación docente y musicalidad

La labor docente siempre ha resultado ser un compromiso mayúsculo en cualquier nivel educativo. Curiosamente algunos espacios académicos de formación musical no contaron con la solidez pedagógica necesaria, situación que replicó modelos de aprendizaje vividos, sin que pudieran ser sometidos a cuestionamientos. El paso del tiempo ha ido modificando esto en forma favorable. Las búsquedas personales también son necesarias, mucho más para quienes quieran constituirse en buenos maestros.

Beatriz Pedrini encara lo pedagógico desde un sitio particular, ligado al concepto de respeto que esgrimiera en sus caracterizaciones sobre el trabajo en la música de cámara. Es la docencia una instancia de indagación, de reflexión, y de cuestionamiento ante modelos anacrónicos que se ven descolocados ante sociedades que evolucionan y reclaman otros modelos de enseñantes.

Hay una interesante distinción entre tocar el piano y enseñar a alguien a tocar el piano. Se trasluce de su pensamiento una mirada más integral del alumno que contempla su historia, sus deseos y sus posibilidades; es decir un ejercicio del rol docente que no sólo provee recursos técnicos si no que también integra aspectos no musicales. En 1980, de regreso en Argentina, le ofrecen dar clases en el Conservatorio “Manuel de Falla”, ella recuerda: “La docencia es algo muy serio ahora hay que trabajar mucho. Investigué mucho más a partir de lo que yo sentía, de mí misma, e investigué más en todo esto”

¿Cómo se trabaja con las sensaciones del alumno?
Hay varias cosas, naturalmente soy muy observadora y siempre cuando yo observo algo se me representa una imagen, no los colores como a Scriabin (ríe), pero sí una imagen, una sensación. Cuando yo los observo, lo que observo es cómo se va manifestando el cuerpo, los movimientos que hacen, lo gestual, qué pasa en la cara, cómo se mueve el cuerpo, porque siempre hay un movimiento que representa algo que me puede parecer a mí que es eso, pero inmediatamente que veo viene la pregunta: ¿a vos qué te pasa? ¿qué significa para vos? ¿qué sentís? Generalmente coincide, eso me lo da los 34 años de docencia, por lo general coincide lo que me dicen que sienten y que les pasa con la imagen que yo tuve.

Entonces la pregunta tiene un lugar preponderante, no decir “esto es así y hacelo de esta manera”…
Claro. Yo sé que eso es de esa manera y mi objetivo es que llegue a ese lugar, por lo que hablábamos antes hay un estilo, hay un código, hay unas características a las que nos tenemos que ir aproximando. Eso es básico. Ahora el cómo llegamos puede cambiar pero a esa persona hay que ver cómo la llevo porque no hay un solo camino, una sola forma de llegar. Eso es lo que a mí me hizo repensar todo lo técnico, porque la escuela es una y los códigos y las reglas son esas, pero no a todo el mundo se le puede decir de la misma manera porque cada uno es un ser individual con sus problemas, sus trabas, sus miedos o lo que sea. Entonces uno como maestro tiene que ir buscando a ver de qué manera yo llego a este lugar con las características de esa persona. Hay que trazar el camino a partir de lo que siente, a partir de lo que leyó, de lo que entendió desde lo técnico de la música y lo que ese resultado le produjo, y a partir de ahí llegar al objetivo: partiendo de la base que la persona que está estudiando o que está interpretando no baja solamente las teclas sino que se trata de una formación integral del pianista-persona que siente, que tiene emociones y que le pasan cosas, no todos son iguales.

¿Qué es la musicalidad para vos?
Es difícil definir algo tan abstracto. Para mí la musicalidad se da en una persona que puede emocionarse, que entiende lo que toca, que se emociona con eso y puede emocionar al que está escuchando, como aquel que va narrando una historia. Si uno se conecta con la emoción y ayuda a ese alumno a que se conecte con la emoción, a qué es lo que siente y no lo que piensa, es decir, lo que siente cuando lo está tocando, es mucho más fácil para el que no tiene esa espontaneidad, es mucho más fácil poder explicárselo. A ver esto qué características tiene, si es dramático, alegre, divertido, chispeante, triste, melancólico. Entonces cómo dirías esto si es melancólico, de qué manera… Busquemos ahora el sonido. Pero es siempre a partir de una búsqueda interior.

Para ir concluyendo este recorrido, ¿qué significa la música en tu vida?
La vida. Para mí la música siempre fue un medio de expresión, porque siempre fui muy tímida. Tuve la fortuna de estar en una familia con papás que me llevaron a eso, me llevaron de la mano, que me facilitaron todo como para seguir en ese camino. Pude estar al lado de grandes pianistas y formarme en una parte importante con un gran pianista, después con otro gran maestro. He disfrutado mucho de la música, me ayudó a crecer y a madurar, he descubierto cosas mías muy profundas de mi temperamento, pude elaborar circunstancias no demasiado felices de mi vida. La música es volar, es crear. Con la docencia, fue un largo camino: siento que los eduqué, que los acompañé, que los hice crecer, que confían en mí porque acá se juegan muchas cosas personales en el trato de una clase. Siento que me quieren y valoran muchísimo, por lo menos en esto me tienen como un referente y me tratan como un par; me pasa lo mismo con mis colegas. Me he esforzado mucho pero todo eso vuelve en gratificación, en reconocimiento, en cariño, en amor, en valoración, y eso es maravilloso, es lo más lindo que yo por lo menos  siento que me puedo llevar de todo esto. Más allá de que una persona lo tome como profesión o como deleite o como un disfrute… la música es maravillosa.

* * * * *

El tono emotivo de la respuesta final, nos invita a adoptar una actitud reflexiva acerca de las ideas elaboradas por Beatriz Pedrini. Se recoge de sus palabras una enorme generosidad puesta al servicio de una vocación. Su historia musical, su historia pianística en particular, recoge el legado familiar, como si de alguna manera devolviera desde el lugar que le toca, ese amor quizá tan bien condensado en la figura de sus padres. La mirada inclusiva que manifiesta está sostenida en una firme convicción. El lugar del saber en relación al otro no ocupa un lugar jerárquico, esto se desprende de sus dichos, tanto en su faceta como docente como en su faceta de instrumentista. Hay una alusión directa o indirecta al quehacer musical, como una construcción, basada en el respeto como premisa fundante.

Esta doble vía de intérprete y de maestra, muestran a las claras su profunda convicción acerca de lo musical como punto de encuentro con el otro. Como dijera hace poco la genial mezzosoprano Teresa Berganza: “Cantar es un acto de amor”. Bien podríamos transpolar esa misma idea del canto al piano, o a la música en general. Esa misma sensación nos produce en este caso cuando uno escucha hablar a Beatriz, o mejor dicho (y este no es un dato menor) a “Betty” como la llaman afectuosamente sus alumnos.

Entrevista de Javier Villa
Octubre 2014

Para agendar
Beatriz Pedrini interpretará junto a Sandra Federici y los percusionistas Marina Calzado Linage y Ezequiel Calzado Linage la Sonata para dos pianos y percusión de Bela Bartók el próximo domingo 5 de octubre a las 11.30 en el Auditorio de la Usina del Arte. El programa se completa, en la primera parte, con música argentina para dos pianos de Ángel Lasala, Carlos Guastavino, Saúl Cosentino y Roque de Pedro. La entrada es gratuita, por orden de llegada hasta completar la capacidad de la sala. Más info: www.usinadelarte.org

Anterior                                                                                                                                          < 1 | 2 | 3 | 4

__________
 
Espacio de Opinión y Debate
¿Qué te pareció esta entrevista? ¿Coincidís con lo que se dice? Dejanos tu punto de vista en nuestro facebook o nuestro blog. Hagamos de
Tiempo de Música un espacio para debatir.

Publicado originalmente el 04/10/14

 
Publicado el 10/10/2014
     
WebMind, Soluciones Web Contacto © Copyright 2006/2014 | Todos los derechos reservados